BLOG

Cómo Reciclar la Ropa y Zapatos de Nuestro Armario

Fecha: 14/Junio/2018
reciclaje zapatos

Cada año somos responsables del despilfarro de enormes cantidades de ropa y calzado, inutilizada en cajones, armarios o bolsas desperdigadas. Un desperdicio que, como planeta, no podemos permitirnos si pretendemos cuidarlo y alcanzar un futuro mejor y más sostenible para todos.

La cultura del reciclaje en este sentido es más necesaria que nunca, pues ayudará a reducir la producción y el consumo de prendas y zapatos a nivel mundial, con lo que ello supone (menos producción de residuos, ahorro de agua y energía, menos emisiones de gases a la atmósfera, de aguas residuales; se evita el cultivo excesivo de textiles, el uso de químicos y fertilizantes...) y, por tanto, a construir una cultura de responsabilidad y respeto hacia el medio ambiente.

3 ideas para reciclar ropa y zapatos

1. Lleva lo que no necesitas a tiendas de segunda mano o dónalo

Por la razón que sea, si crees que alguna prenda o calzado ya no es necesario para ti, pero piensas que aún puede serlo para alguien, no dejes que se quede llenando polvo en un armario y busca la mejor opción de reciclaje para ello.

Existen muchas tiendas que se dedican precisamente a recoger ese tipo de prendas de segunda mano para darle una nueva oportunidad en el día a día de otra persona. Por tanto ésta puede ser una de las mejores soluciones.

O si lo prefieres, también puedes donarla a alguna ONG para que pueda ser de utilidad para aquellas personas con necesidades de ese tipo. En Internet puedes encontrar las direcciones de ONG que se dedican a ello en tu localidad.

2.  Reutiliza las prendas y zapatos customizándolos

Si hay prendas que ya no utilizas, dales una nueva vida. Por ejemplo, puedes convertir tus viejos vaqueros en un short, teñir camisetas, hacer bisutería o crear un nuevo zapato o prenda añadiéndo accesorios como tachuelas, plumas... Algunos de nuestros zapatos ecológicos están decorados con estos elementos. Si te sirve, puedes inspírate en ellos.

La moda sostenible tiene cada vez más peso en nuestro día a día. Piensa en cómo sacarle el máximo partido antes de desprenderte de ellas.

3. Usar las telas de la prenda

Puedes usar la prenda como una nueva tela para forrar un mueble, hacer la pantalla de una lámpara o la funda de unos cojines, por ejemplo. 

Algunas ideas para poner en práctica:

- Un poncho con una manta.

- Un top con pañuelos.

- Unas zapatillas decoradas con purpurina o tachuelas.

- Un paraguas con perlas, lazos o algo de pintura.

- Una cazadora vaquera o una camiseta con imperdibles o encajes.

- Un suéter reconvertido en falda cortándolo por algo menos de la  mitad y dándole la vuelta.

- Una vieja pulsera forrada con tela de alguna prenda.

- Con una sábana se pueden hacer nuevas prendas para estar en casa o como forro de un vestido.

- Un suéter con unos puños con una tela original y bonita.

- Con viejas camisetas puedes hacer trapos para la limpieza.

- Las botas de agua se pueden utilizar como simpáticos maceteros para la terraza.

- Zapatos de tacón con una lazada o una flor de tela.

- Zapatos con aplicaciones de encajes.

 

¿Quieres contribuir con el medio ambiente? Recicla tu ropa y zapatos.

Comentarios
  • User
    mara: 15 de Noviembre del 2018 a las 10:35:48
    hola
Deja un comentario
*Nombre y Apellidos
*Email
*Comentario
*Código de control
captcha Recarga captcha
Privacidad y protección de datos
He leído y acepto la política de privacidad:
Historial